Modelos de cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento

cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento, modelos de cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento

Ejemplos de cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento

Mucho decimos los padres a nuestros hijos, cuando por cualquier razón, sobre todo asociada a lo académico, no han alcanzado buenos logros y han dado qué hablar con su comportamiento con otros compañeros o con otras personas, estas son cartas motivacionales que le permitirán ver la vida con otro sentido y le permitirán ser alguien en la vida.



Envíale una a tu hijo para que pueda entrar en un profundo estado de reflexión.

Ejemplo N°1 de carta para que reflexiones sobre tu comportamiento:

Hijo, no creas por favor que esto es un regaño, es una simple exhortación a que analices muy a fondo tu comportamiento y los resultados que esto está ocasionando para tu vida, sé que eres una persona muy inteligente y sabes entender muy bien todo, piensa en tu futuro, estás todavía en una edad donde si empiezas a cambiar esas actitudes serán un beneficio muy grande para tu vida. Ya es hora de empezar a dejar de lado tanto juego y tantas actividades donde quieres vivir en una escena lúdica y vayas pensando mejor que es tienes que enfocar esas energías en ser alguien en la vida, deja esos conflictos de lado y concéntrate en ti mismo y en lo que quieres, nosotros siempre estamos acompañándote en tu proceso pero es necesario que pongas de tu parte para que obtengas buenos resultados si quieres ser alguien en la vida.

 

 

 

Ejemplo N°2 de carta para que reflexiones sobre tu comportamiento:



Hijo adorado, he recibido varias quejas de tu maestro acerca de tu comportamiento y no quiero regañarte ni mucho menos castigarte, pero quiero aconsejarte, de padre a hijo, para que entiendas el valor de la vida viviéndola bien y con conciencia, aún estás a tiempo de corregir ciertas actitudes, tanto con nosotros, como con tus compañeros, debes empezar a dejar esa grosería que te caracteriza, sé un poco más afable y más amable con las personas que te rodean, nada mejor que establecer un diálogo o un contacto social con alguien que dé apertura y no que genere un conflicto. Es por tu bien hijo, tienes un potencial enorme, úsalo para bien y nunca para cosas que vayan en tu contra o en detrimento de tus valores, porque en tu interior tienes cosas muy valiosas para dar y compartir.

Ejemplo N°3 de carta para que reflexiones sobre tu comportamiento:

Es hora de que cambies hijo, todavía eres un niño en proceso de formación y por lo tanto de aprender, deja el egoísmo de decir que tú eres así porque por eso te estás formando, para ser alguien en la vida, no solo en el colegio vienes comportándote inapropiadamente, mira con nosotros como eres, y con tus familiares, necesitas un cambio profundo en tu vida que te permita ver más allá de tus sentidos, un cambio que revitalice tu forma de ver la vida, el mundo y tu futuro, no quiero que seas un hombre conflictivo y que donde llegue arme problema, tienes tanto por conquistar y eres tan inteligente que en ti tienes el poder de transformar el mundo. Tú puedes, tú quieres, hazlo.

De buenas a primeras, es probable que tu hijo no lo entienda y mire esas palabras con desagravio, sin embargo, la gota fue constante hasta que perforó la roca, si siempre estamos instándole, pero sobre todo, motivándolo, pronto vendrán buenos y mejores resultados de comportamiento.

Image courtesy of “David Castillo Dominici”/ FreeDigitalPhotos.net

Tags:
cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento, modelos de cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento, formatos de cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento, ejemplos de cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento, descargar plantillas de cartas para que reflexiones sobre tu comportamiento

Si fué de tu agrado esta página puedes apoyarnos haciendo un click en me gusta de Facebook, G+, twitter, otros internautas como tú, te lo agradecerán.



Deja tu comentario

Tu email no va a ser publicado , si deseas escribe uno de fantasia.