Cómo inculcar el respeto a nuestros hijos

Consejos buenos para inculcar el respecto a nuestros hijos, cómo ganarse el respecto de nuestros hijosNuestros hijos y el respeto

En la actualidad atravesamos una etapa difícil de desorden y descontrol. Los noticieros nos bombardean con informes cargados de violencia y caemos en cuenta que el respeto parece haberse perdido. Nos preocupa lo que nuestros hijos puedan aprender fuera de casa y acusamos a la sociedad de pervertirlos pero tenemos que tener en cuenta que el respeto viene de casa.

Como padres somos los pilares de la educación y el modelo a seguir de nuestra niñez así que es hora de preguntarse ¿Cuánto hemos hecho para ganar el respeto de nuestros hijos? ¿Les estamos enseñando a respetar a los demás? y ¿Lo están asimilando? Veamos como podemos ayudar a nuestros hijos a aprender el valor del respeto.



. Predicar con el ejemplo: El amor y el respeto no se heredan, se ganan. La primera autoridad que conozcan tus hijos serán tú y tu pareja. Aunque no lo parezca, con cada rabieta tus hijos tratan de llamar tu atención y es como si te gritaran que necesitan de ti pero antes que dulces o premios necesitan disciplina, no castigos sin sentido. Empieza por respetarte a ti mismo y a tu pareja, lo que ustedes hagan será una referencia para él de lo que sucede en el mundo así que cuiden la clase de ejemplos que serán para él. No olvides enseñarle las palabras claves “por favor” y gracias”.

. Amor propio: Algo que también deben tener en cuenta es el respeto así mismos. Crea un lazo de confianza y te contará lo que le suceda. No permitas que otros destruyan su autoestima, ayúdalo a valorarse y valorar a los demás sin discriminaciones ni preferencias para poder exigir lo mismo para él.

. Crea un ambiente agradable: Los niños son como esponjas porque asimilan todo lo que ven, así que sé consecuente con lo que predicas y haces. El tiempo que pasen juntos en casa dale tu atención, amor y refuerza lo que le inculcas, dale ejemplos sencillos que pueda entender y responde siempre a sus preguntas.

 

 

 



. No pierdas la paciencia: Probablemente quieras que tu pequeño responda correctamente a cada pedido o enseñanza pero seamos francos; a la edad 3 ó 4 años, cuando los pequeños empiezan a medir cuales son los límites, es poco probable que respondan satisfactoriamente.

Aunque nos cueste mucho trabajo no puedes darte por vencido, cuenta hasta diez, respira profundo y vuelve a empezar. No esperes a que tome otra figura como autoridad, tal vez una equivocada, y te sea más difícil educarlo.

. Castigos: Ser padre cariñosos no significa darles mucho amor y dejar que los hijos hagan lo que quieran. Escúchalos pero no cedas a caprichos o berrinches, los padres no deben caer en chantajes emocionales y tampoco deben hacer uso de ellos. No recurras a los golpes o gritos, cuando se calme conversa con él y trata de que entienda en qué se equivocó.

Cuando esté consciente de ello aplica un castigo, prueba con suspender ciertos permisos o gustos por un tiempo que consideren prudente. Ten presente que tus hijos deben tenerte respeto, no miedo.

Es cierto que de la teoría a la práctica hay una gran diferencia pero por más complicado que parezca valdrá la pena. El respeto es un valor del que dependerá su éxito en la vida así que no te sientas culpable si escuchas alguna queja o reproche pues con el tiempo entenderá el verdadero significado de ese valor.

Respétalo y enséñale a respetar a los demás como algo cotidiano y natural, no como un favor a alguien más. Recuerda que su felicidad será consecuencia de sus actos.

Imagenes cortesia de “PinkBlue”/ FreeDigitalPhotos.net

Tags:
Consejos buenos para inculcar el respeto a nuestros hijos, cómo ganarse el respeto de nuestros hijos, pasos para inculcarle el respeto a nuestros hijos, top recomendaciones como ganarse el respeto de nuestro hijos

 Si fùe de tu agrado esta pàgina puedes apoyarnos haciendo un click en me gusta de Facebook, G+, twitter, otros internautas como tú, te lo agradecerán .



 

 



Deja tu comentario

Tu email no va a ser publicado , si deseas escribe uno de fantasia.