Como disfrutar con mi pareja antes de tener hijos

Consejos para gozar un matrimonio antes de los hijos, porque es bueno de disfrutar antes de que vengan los hijosQue debe hacer la pareja antes de tener hijos

Lo sabemos, la magia de ser madres cautiva a cada mujer sobre la faz de la tierra y si aún perteneces al grupo “odio a los bebés” pronto encontrarás al hombre de tu vida con quién querrás echar raíces y compartir el fruto de su amor. Pero así como nos cautiva la idea de ser madres también nos asusta el pensar en las responsabilidades que ello implica, ya que es un trabajo de tiempo completo y para toda la vida que consumirá gran parte de tu tiempo.

Antes de encargar a la cigüeña procura disfrutar con tu pareja de un valioso tiempo de calidad en el que ambos disfruten sin presiones de momentos inolvidables que apreciarán y recordarán por el resto de sus vidas.



Descargar gratis consejos para disfrutar con mi pareja antes de tener hijos:

. Disfruta de una magnífica luna de miel: Posponer tu luna de miel por atender asuntos más importantes es aceptable pero no lo es pensar en una luna de miel con hijos pues podrían convertirse en una luna de hiel. El peor error de las parejas es pensar que con los niños seguirá siendo un viaje divertido y romántico sin tomar en cuenta que tendrán que estar atentos a los pequeños dejando de lado la magia y la pasión.

. Conozcan el mundo: Viajar con tu pareja es muy emocionante y altamente rentable. Podrán visitar los lugares que quieran sin preocuparse de que a los niños también les agrade y podrán consentirse en todos sus gustos. Gozarán de las vistas más espléndidas inmortalizando aquellos momentos en fotos y en sus memorias. Este es un hecho del que jamás se arrepentirán y que además podrán contar a sus futuras generaciones.

 

 

 



. Disfruten de las mejores cenas: Visiten todos y cada uno de los restaurantes que llamen su atención; desde los más exclusivos hasta los más caseros, todos tienen algún secreto que cautivará sus paladares.

. Déjense atrapar por la noche: Antes de desvelarse cambiando pañales y alistando biberones disfruten de la complicidad de la noche y todos los misterios que ella alberga. Diviértanse en la última función del cine, salgan a bailar, vayan a una fiesta o salgan a caminar a la luz de la luna sin ningún apuro ni complicación.

. Romance a flor de piel: La llegada de los hijos no mata el romanticismo pero lo mantiene en reserva por un buen tiempo. Procuren prodigarse las muestras de amor más efusivas, aprendan a expresarse con sinceridad y disfruten de sus encuentros íntimos como si fuera la primera vez.

. Realiza algún deporte extremo: Si son adrenalínicos no pueden dejar pasar la oportunidad de probar la excitante experiencia de practicar puenting, montañismo o snowboarding entre muchos otros, sólo asegúrense de utilizar todas las medidas de protección necesarias y dejar los temores atrás.

. Engríanse: Es cierto que no deben perder la costumbre con o sin hijos pero es mucho más fácil complacer ciertos caprichos cuando las obligaciones son menores. Ese cambio de look en el spa de tus sueños, aquella pelota autografiada por la estrella del deporte, el vestido de diseñador que tanto querías o aquel auto con el siempre soñaste. Después de lograr cierta estabilidad económica es bueno darse un gustito.

No esperen que pase por sus mentes la tan conocida frase “por qué no lo hice antes”. Cuando la familia crezca pasarán muchas nuevas experiencias que los enriquecerán aún más pero no tendrán nada de que arrepentirse ni que anhelar como si fuera el último día de sus vidas. Ámense, conózcanse más y disfruten de su compañía pues como dice el refrán “ya nadie les quitará lo bailado”.

Imagenes cortesia de “imagerymajestic”/ FreeDigitalPhotos.net

 Si fùe de tu agrado esta pàgina puedes apoyarnos haciendo un click en me gusta de Facebook, G+, twitter, otros internautas como tú, te lo agradecerán .



Deja tu comentario

Tu email no va a ser publicado , si deseas escribe uno de fantasia.