Razones por la cual un empleo puede perjudicar tu salud

razones por la cual un empleo puede perjudicar tu salud, datos por la cual un empleo puede perjudicar tu salud¿Por qué un mal empleo perjudica tu salud?

Para muchos, aguantar un mal empleo es una carga a la que están acostumbrados. No tienen otra opción y no les queda más remedio que aguantar el martirio día con día porque no se pueden dar el lujo de dejar algo seguro para volver a la incertidumbre y mucho menos en este tiempo de crisis.

Lo que no sospechan o tal vez sí pero no le dan la importancia necesaria, es que ese trabajo que les desagrada no solo afecta su día sino también su salud.



Enfermedades como la ansiedad y la depresión están a la vuelta de la esquina si no se toman las medidas necesarias para cambiar la situación. ¿Por qué un mal empleo perjudica nuestra salud? Te lo decimos a continuación.

No hay motivación: Tener un mal empleo hace desaparecer como por arte de magia nuestra motivación. Nos levantamos cada día como para un entierro y con ganas de que el mundo se acabe solo para no ir. A pesar de todo el esfuerzo, no hay remedio para nuestra falta de motivación y esto puede acarrear consigo la pérdida de horizonte, de nuestras metas y si no se hace nada para revertir la situación, podría ocasionarnos también depresión.

La presión puede ser excesiva: Una de las características de un mal trabajo es la presión que ejerce sobre los empleados. Esta característica puede ocasionar estrés lo que nos hace vulnerables a una infinidad de enfermedades tales como: hipertensión arterial, úlceras pépticas, intestino irritable, enfermedades coronarias así como también calambres, dolores musculares, etc.

 

 

 



El mal ambiente puede ser inaguantable: Un mal ambiente de trabajo puede hacer estragos en tu ánimo y en tus ganas de trabajar día a día. Los colegas chismosos, que no saben trabajar en equipo o el jefe insoportable que solo está ahí para mandonearte es demasiado para tu pobre ánimo y si no tienes la autoestima bien formada pueden llegar convencerte de que eres un trabajador con poco valor afectando tu salud emocional.

La falta de reconocimiento puede llegar a ser desesperante: No importa lo mucho que te esfuerces ni todo el empeño que pongas en cumplir las metas propuestas, siempre pasa lo mismo: tu jefe se da todo el crédito y nunca se le ocurre decirte un mísero “buen trabajo”. Estos desplantes y faltas de crédito te ocasiona decepción, desgaste emocional e impotencia al no poder defender tu trabajo. Demás está decir que sentir todo esto por un tiempo prolongado no es nada bueno para tu salud.

Tu vida personal se reduce a cero: Un mal trabajo absorbe tu vida y quiere que estés disponible las 24 horas. Esto te separa de tu familia y de tener tiempo para ti, para descansar y recargar energías. Trabajar demasiado o excesivamente puede ocasionarte le síndrome “burn out” o del trabajador quemado que tiene como consecuencias fatiga crónica, dolor de cabeza, transtornos digestivos, mareos e insomnio.

Un mal trabajo nunca vale le pago que recibes a fin de mes porque las consecuencias en tu salud son altas y lo que ganas lo terminarás gastando en medicinas. No te conformes y busca algo mejor, te lo mereces.

Image courtesy of “imagerymajestic”/ FreeDigitalPhotos.net

Tags:
razones por la cual un empleo puede perjudicar tu salud, datos por la cual un empleo puede perjudicar tu salud, información por la cual un empleo puede perjudicar tu salud, curiosidades por la cual un empleo puede perjudicar tu salud, argumentos por la cual un empleo puede perjudicar tu salud, motivos por la cual un empleo puede perjudicar tu salud

Si fué de tu agrado esta página puedes apoyarnos haciendo un click en me gusta de Facebook, G+, twitter, otros internautas como tú, te lo agradecerán.



Deja tu comentario

Tu email no va a ser publicado , si deseas escribe uno de fantasia.